Salvaje golpea a su hijo de 2 años y lo deja grave

salvaje-golpea-a-su-hijo-de-2--JPG_654x469

Clemencia Capcha Tucto con 30 semanas de gestación también fue golpeada por intentar defender a su pequeño.

Salvajes. Padres que engendraron a sus hijos y terminaron haciéndoles daño. Es el caso de Fernando Leandro Armillón (27), quien dejó en estado grave a su pequeño, tras golpearlo contra el piso.

La agresión física contra el pequeño Neymar Dixon (2) sucedió el lunes a las 8:00 de la noche en el caserío de Cashapampa, jurisdicción de la provincia de Lauricocha.

No contento con golpear al niño, el salvaje agredió físicamente a Clemencia Capcha Tucto (37) embarazada de 30 semanas.

Luego de la agresión, Fernando huyó del lugar amenazando con volver para acabar con sus vidas.

Con ayuda de un familiar, la humilde mujer auxilió a su pequeño hasta el centro de salud de Shulliaco, luego evacuaron a Choras, desde donde transfirieron al hospital Hermilio Valdizán.

A bordo de una ambulancia, el pequeño Neymar y su madre llegaron por emergencia ayer a las 3:30 de la madrugada.

El policía que estaba de servicio en el nosocomio dio parte a la Fiscalía y a la comisaría de Huánuco para las diligencias de ley.

Desde una cama del servicio de puerperio del hospital, Clemencia Capcha Tucto pidió ayuda para atrapar a su agresor, quien es un peligro para su familia.

“Que me auxilien las autoridades, porque tengo miedo. Siempre amenazó con matarnos y anoche (lunes) casi lo logra”, dijo entre lágrimas la agraviada.

Recordó que su conviviente agarró de sus dos piernitas a su hijo, luego lo golpeó contra el suelo como si estaría manipulando algún objeto para luego arrojarlo a la puerta, dejándolo inconsciente.

Si solo es un bebito, no tenía por qué golpearlo de esa manera”, refirió.

Fernando, luego de dejar inconsciente a su hijo, pateó varias veces el vientre de Clemencia con la finalidad de acabar con la vida del bebé que espera.

Según versiones de sus familiares, Leandro Armillón siempre golpeaba a su conviviente, incluso cuando ella estaba embarazada de su primer hijo (Neymar) la agredió hasta enviarla al hospital, donde por emergencia tuvieron que hacer una cesárea para salvar la vida del pequeño.

Enterado de la denuncia, el agresor bebió veneno para ratas pero fue salvado tras ser sometido a un lavado gástrico.

“Siempre la golpeaba en su estancia, ninguna autoridad hizo algo hasta ahora que ambos terminaron en este lugar”, refirió un familiar.

Luego de coordinar su traslado a la capital, el pequeño Neymar Dixon a bordo de una ambulancia fue evacuado al hospital de emergencias pediátricas para recibir atención especializada.

Entre tanto, los parientes exigen a la Policía y Fiscalía capturar al desnaturalizado padre que estaría escondido en las alturas de Cashapampa.

COMPARTE ESTE ARTICULO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.