Puno: Bolivia y Perú juntos en exportación de gas

bolivia-exportara-gas-licuado--jpg_600x0

Megaproyectos binacionales han puesto los ojos en el sur del país, especificamente en la región Puno.

Megaproyectos binacionales han puesto los ojos en el sur del país, especificamente en la región Puno, para masificar recursos como el gas natural.

PROYECTOS. Para el analista político, Gustavo Flores Flores, el nuevo Gasoducto Incahuasi-Cochabamba (GIC) del vecino país Bolivia, es una gran oportunidad para garantizar los suministros que a partir de este recurso se desprenden.

El gerente general de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) Transporte SA, Cristian Inchauste, dio a conocer detalles de este importante proyecto. Indicó que el plan de interconexión está en la fase de “estudios preliminares”. “Además, se trata de uno de los anhelos del expresidente de YPFB, Carlos Villegas Quiroga”, sostuvo.

ALCANCES. Este proyecto permitirá al país vecino la interconexión con el Gasoducto Sur Andino del Perú para que Bolivia pueda exportar gas natural al vecino país, otro de los objetivos del proyecto es llegar al océano Pacífico, sostuvo el funcionario.

“Con eso (el GIC) llegaríamos al Pacífico, la gran belleza es llegar al Pacífico. Esto está en fase de estudios preliminares y lo están realizando YPFB Transporte SA, la Dirección Comercial de YPFB y el Gasoducto Sur Andino”, informó, al diario La Razón de Bolivia, tras señalar que hasta fin de año se concluiría el estudio preliminar luego de las reuniones mensuales que se realizan entre las entidades.

Por su parte, Gustavo Flores, recordó que la intención de Bolivia, no viene de ahora, es una oportunidad que ha surgido a raíz del rechazo de importantes proyectos como el de Inambari en la región Puno. “En el largo plazo nos toca comprarle energía a otros países, pues los inversionistas siempre buscarán dónde emprender proyectos, en este caso energéticos” señaló.

FASES. Al respecto el funcionario boliviano, recalcó que una vez terminado el documento, deberá ser remitido a los ministerios de Hidrocarburos de ambos países para su aprobación, ya que se necesitará un acuerdo binacional como hicieron con Brasil y Argentina, a los que Bolivia ya exporta gas natural, dijo. “Una de las posibilidades que estamos viendo para conectarnos es por Juliaca-Puno donde está el Gasoducto Sur Andino del Perú”, complementó el gerente general.

ANHELO. Respecto al anhelo de Villegas Quiroga sobre este proyecto, Inchauste añadió que su importancia consiste “en la historia compartida entre ambas naciones y dado que la zona de La Paz, Oruro y el sur del Perú forman parte de una misma subregión económica desde tiempos de Tiwanaku y de los incas”.

gasoducto. El nuevo Gasoducto Incahuasi-Cochabamba que conectará el nuevo megacampo del mismo nombre a la estación de Huayñacota en el departamento de Cochabamba, es un ducto troncal de 500 kilómetros con una inversión de US$ 500 millones, en tres años de construcción. Estará ubicado esencialmente en la zona cordillerana de Santa Cruz, Chuquisaca y Cochabamba, detalla la información de YPFB Transporte SA.

El ducto troncal del GIC tendrá al menos 24 pulgadas, lo que le permitirá conectarse a su contraparte peruana. El gasoducto está incluido en el Plan de Inversiones de YPFB, presentado por el presidente de la entidad, Guillermo Achá. El tiempo de construcción está previsto desde finales del presente año hasta el 2018.

“Es un gasoducto de gran capacidad para el mercado interno boliviano, que va a partir desde el campo Incahuasi en Santa Cruz e irá por Chuquisaca. De ahí se hará un nuevo gasoducto entre Sucre y Potosí y probablemente hasta Uyuni, para continuar hasta Cochabamba y formar un anillo energético”, dijo Inchauste.

INTERCONEXIÓN. Para la interconexión de ductos de ambos países se requiere, además del GIC, de una nueva red de ductos en el sur de Perú, que ya se construye desde este año y cuya conclusión está prevista para el 2017. La línea conectará la zona de Camisea con los departamentos de Cusco, Puno, Arequipa y Moquegua, y llegará hasta el puerto de Ilo, en el Pacífico.

ANTECEDENTES. El 9 de abril de 2014, el diario La Razón había publicado declaraciones del vicepresidente Álvaro García Linera en Europa, en las que señalaba que Bolivia busca un puerto para diversificar la exportación del gas boliviano. Una tarea que, según dijo, no será de corto plazo, por la “megainversión” que requerirá la ejecución del proyecto.

En PERÚ. Mientras que en el emprendimiento peruano, las empresas concesionarias (Odebrecht y Enagás) invertirán cerca de $us 4.000 millones en la red de ductos de 24, 30 y 32 pulgadas de casi 2.000 kilómetros.

“Al existir ambos ductos, se requiere realizar los estudios preliminares, visualización, estudio de factibilidad, ingeniería básica, ingeniería de detalle y recién pasar a la construcción. Actualmente estamos al inicio de este largo camino”, enfatizó el ejecutivo de YPFB Transporte S.A.

INVERSIÓN. Sobre el monto de inversión para la interconexión, Inchauste dijo que es prematuro dar una estimación del costo. A finales del año pasado hubo un primer acercamiento entre autoridades de hidrocarburos de ambos países y una delegación especial de YPFB viajó a Lima para realizar las primeras aproximaciones.

OPERACIONES. A fines de enero de este año, el director ejecutivo de Odebrecht Latinvest, Jorge Barata, afirmó que este año se invertirá US$ 1,200 millones en la construcción del Gasoductor Sur Peruano que avanza a más rápido de lo esperado.

“El Gasoducto Sur Peruano ya está en plena construcción y se espera que inicie operación comercial en marzo del 2017”, afirmó el director ejecutivo.

De acuerdo con el ejecutivo para el 2015 la inversión en la construcción del gasoducto estará alrededor de los US$ 1,200 millones.

Barata es optimista respecto del desarrollo del proyecto y consideró que la caída de los precios internacionales del petroleo y el gas no van a a afectarlo.

Respecto del financiamiento señaló que se consiguió US$ 600 millones a través de un crédito puente y existe el compromisos de bancos internacionales de desembolsar US$ 1,400 millones hasta junio de este año.

“Perú hoy es un destino bastante aceptable y es bastante fácil para obtener financiamiento”, destacó en entrevista a Gestión.

Interconexión. Para la interconexión, tal como lo señalan los funcionarios bolivianos, se requiere de una nueva red de ductos en el sur del Perú, en este caso se proyecta que sea Juliaca.

Gasoducto. En el Perúl la construcción del Gasoducto Sur Peruano se viene construyendo con mayor celeridad de tal manera que en el 2017 se esté ya en la posibilidad de operar

COMPARTE ESTE ARTICULO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.