Critican desinterés de autoridades por conflicto limítrofe entre Ayacucho y Huancavelica

2014_08_19_pobladores

Los representantes de la comunidad campesina de Ccarhuacc Licapa (Cangallo, Ayacucho) manifestaron su preocupación por el hecho que -desde hace varios meses- las autoridades regionales vienen mostrando desinterés en solucionar el conflicto limítrofe que, desde hace diez años, tienen con la comunidad Llillinta Ingahuasi (PIlpichaca, Huancavelica). Según lo expresaron, los comuneros no entienden esta dejadez, tomando en cuenta que el problema no solo atañe a estas dos comunidades, sino que también tiene que ver con los límites provinciales (entre Cangallo y Pilpichaca) y departamentales.

Según refierió el presidente de la comunidad de Ccarhuacc Licapa, Rodrigo Arango Candioti, desde febrero del 2013, el proceso de saneamiento de límites no ha avanzado casi nada, mientras la confrontación con la vecina comunidad de Llillinta Ingahuasi está latente. “En el 2013, los pobladores de 30 comunidades del distrito de Paras realizamos una movilización en la ciudad de Ayacucho, solicitando la modificación de la propuesta de demarcación de la provincia de Cangallo, porque no se había considerado las 300 hectáreas de las comunidades de Ccarhuac Licapa y Ccarhuac Pampa, territorio que aún está en disputa con la comunidad de Llillinta Ingahuasi”, explicó.

Arango Candioti refiere que  su comunidad tiene documentos que datan de 1609, pero éstos no detallan con claridad los límites, ya que sólo hacen referencia a hitos y cerros, datos muy imprecisos si se comparan con un plano catastral. “Lo mismo sucede con la otra comunidad. Si bien tienen documentación, esta tampoco señala con claridad los límites. Solo hace referencias a cerros. Es un caso muy complejo”, comentó.

Por otro lado, algunos miembros de la comunidad de Ccarhuacc Licapa indicaron que el gobierno regional de Huancavelica habría donado mallas a la comunidad de Llillinta Ingahuasi para que cerquen su territorio según los límites comunales, pero no habrían considerado que las 300 hectáreas que cercaron aún se encuentran en disputa con la localidad de Ccarhuacc Licapa.

Por su parte, el subgerente de Demarcación Territorial del gobierno regional de Ayacucho, Pedro Pizarro, aclaró esa dependencia no ha dejado de lado la atención a este conflicto, y precisó que ya se están programando reuniones. Pizarro dijo que el límite departamental entre Ayacucho y Huancavelica está definido hace muchos años, gracias a una ley,  y que hace cinco años, la comunidad de Ccarhuacc Pampa advirtió que parte de su territorio está en Huancavelica, “cuando desde tiempos inmemorables ellos estaban en la jurisdicción de la región Ayacucho”, comentó.

“Desde que los limites departamentales fueron ratificados, las comunidades no hicieron ninguna impugnación a nivel  de la Oficina Nacional de Demarcación Territorial. Ahora nosotros estamos buscando alguna salida legal y técnica. Por ello, incluso habíamos conversado ya con el ex presidente de Huancavelica, Maciste Díaz, y con el presidente Wilfredo Oscorima, para poder tomar acciones técnicas y legales. Ahora ha entrado otro presidente de Huancavelica y debemos retomar el trabajo”, dijo Pizarro.

En relación al conflicto de límites comunales entre  Llillinta Ingahuasi y Ccarchuacc Licapa, Pizarro reveló que el tema lo está abordando la Dirección Regional de Agricultura, conjuntamente con  la Oficina de Gestión y  Proyección  de Conflictos del gobierno regional de Ayacucho.

Guillermo Arango Candioti, presidente de la comunidad campesina de Ccarhuacc Licapa, ubicada en el distrito de Paras, provincia de Cangallo, dio a conocer que el conflicto social por el problema limítrofe con la vecina región de Huancavelica continúa latente, a causa del desinterés de las autoridades del gobierno regional de Ayacucho (GRA).

DESIDIA

El representante comunal dijo que desde hace mucho tiempo, ya no se desarrolla ninguna reunión con ambas comunidades, pese a que la disputa por los terrenos continúa de manera permanente.

Arango comentó que, después de años, Ccarhuacc Licapa ganó un proceso, por el cual el Poder Judicial de Lima le otorgó la posición de los predios en litigio, pero que, pese a ello, aún continúan el litigio en lo civil. Esta situación es aprovechada por los huancavelicanos para invadir, cada vez más, los terrenos en disputa.

“Los vecinos de Huancavelica siguen invadiendo los terrenos que nos pertenecen, porque es una zona por donde están pasando los ductos del gas de Camisea, y ese es su principal interés. Pese a ello, las autoridades del gobierno regional no hacen nada para defendersu territorio, precisó.

COMPARTE ESTE ARTICULO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.