Ayacucho: Separación de padres daña educación escolar

separacion-de-padres-dana-educ-JPG_654x469

Escolares con familias disfuncionales presentan bajo rendimiento académico.

Son varias las causas que influyen en el bajo rendimiento escolar, entre ellas se encuentra la disfunción familiar, debido a que los padres son piezas fundamentales para que sus hijos alcancen un aprovechamiento en las aulas, manifestó el promotor de la Institución Educativa Auno, Roger Mendoza.

“Lo que percibimos en las instituciones educativas, en el sector privado observamos más escolares con conductas rebeldes y suponemos que esto se debe al estado de abandono en el que se encuentran, ya que el padre o la madre de familia de clase media sólo se dedican a producir dinero y dejan de lado a su familia”, manifestó el docente.

Mendoza, sostiene que al existir disfunción familiar, hay escolares que buscan llamar la atención con un bajo rendimiento escolar, que se traduce en el poco interés que le ponen los escolares en el cumplimiento de tareas, notas desaprobatorias e indisciplina; lo cual debe ser atendido de alguna manera en las instituciones educativas.

De acuerdo a la Ley 29719 se exige designar un psicólogo en cada institución educativa, a fin de tratar diversos problemas de los menores en etapa escolar; no obstante en el sector público no se cumple debido al bajo presupuesto; al contrario de lo que sucede en los privados que sí cuentan con este servicio, puesto que lo que pueden costear a un profesional en psicología.

Para la estudiante de la I.E., Luis Carranza, Rosario Cárdenas, en las instituciones educativas públicas el gobierno debería capacitar mejor a los tutores, para que asuman estos temas a falta de presupuesto para contratar psicólogos.

Mendoza, también propone que la Dirección Regional de Educación debería reforzar las escuelas de padres.

“El Estado debería invertir más en las escuelas de padres, a fin de hacerles entender que son ellos el ejemplo de los hijos”, refirió.

Finalmente, hizo una reflexión de cómo cambió la figura de la separación entre generaciones.

“Antes, en la sociedad ayacuchana era mal visto el divorcio y la división de las familias; sin embargo, hoy es tan normal para algunos padres que piensan que es como el noviazgo, que hoy estoy y mañana me separo, pero no piensan en el efecto que producen en los hijos, más aún cuando están en etapa escolar” puntualizó Mendoza.

COMPARTE ESTE ARTICULO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.