Ataque a colegio en Pakistán: al menos 86 muertos, la mayoría estudiantes

muerte

El portavoz de la Policía de Peshawar, Seid Wali, confirmó el número de víctimas e indicó que unos 70 de los fallecidos son niños y profesores.

El número de muertos en un asalto perpetrado este martes 16 de enero contra un colegio militar de la ciudad de Peshawar, en el noroeste de Pakistán, asciende a 86, la gran mayoría estudiantes, mientras que otras 38 personas resultaron heridas, informó una fuente oficial.

El portavoz de la Policía de Peshawar, Seid Wali, confirmó el número de víctimas e indicó que unos 70 de los fallecidos son niños y profesores en un ataque que ha sido reivindicado por el principal grupo talibán paquistaní, el TTP.

La operación policial de rescate continúa a primera hora de la tarde, dijo, en declaraciones a los medios, el jefe de la provincia de Khyber-Pakhtunkhwa, Pervez Khattak.

El ataque comenzó por la mañana (sobre las 8.00 GMT) cuando un grupo de insurgentes vestidos con uniformes del Ejército entró en la escuela, dijo a Efe otro portavoz policial, Ahmed Ali.

Las fuerzas de seguridad tomaron posiciones alrededor de la escuela y han lanzado una operación para abatir a los atacantes, añadió.

Khattak, por su parte, indicó que unos diez hombres vestidos con uniformes entraron en el edificio, de los que dos fueron abatidos y un tercero se inmoló.

La mayoría del edificio ha sido revisada, excepto el despacho del director y otra zona sin identificar, según él.

Las televisiones locales emitieron imágenes con escenas de caos alrededor del colegio con un gran número de soldados y ambulancias en el área cercana al edificio que, según medios locales, se encuentra muy dañado por los disparos y explosiones.

El ataque se produjo en jornada de exámenes, según los medios.

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, afirmó que se trata de «una tragedia nacional» y que los culpables no «serán perdonados», al anunciar que iba a viajar a Peshawar, mientras que el Gobierno provincial anunció tres días de luto.

El TTP reivindicó el ataque y lo justificó porque para el «Ejército nuestras familias son objetivos» en las operaciones militares lanzadas contra los insurgentes en las zonas tribales de Waziristán del Norte y Khyber.

«Queremos que sientan nuestro dolor», dijo un miembro del grupo al diario local The Espress Tribune.

El Ejército pakistaní desarrolla una campaña desde junio contra enclaves en las regiones de Waziristán y Kyhber con continuos bombardeos y operaciones terrestres que, de acuerdo con fuentes oficiales, han causado más de mil muertos.

Los colegios suelen ser objetivo de los talibanes en Pakistán, en especial las escuelas para niñas, al igual que las instalaciones militares.

COMPARTE ESTE ARTICULO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.