Alemania: Ángela Merkel en el ojo de la tormenta por escándalo de espionaje

1473342

La canciller alemana en su hora más difícil por un tema de espionaje que también implica, según denuncias, a Estados Unidos.

El escándalo de la cooperación ilegal entre los servicios secretos de Alemania y Estados Unidos está agrietando la coalición de Gobierno que mantienen los conservadores de la canciller Angela Merkel con los socialdemócratas (SPD).

Distintos medios revelaron que varios dirigentes del SPD, socio minoritario de Gobierno, han exigido a la canciller que revele la polémica lista de miles de «selectores» (números de teléfono, direcciones de correo, términos,…) que los servicios secretos de Estados Unidos presuntamente pasaron a sus homólogos alemanes.

Según informaciones coincidentes aparecidas en las últimas semanas en varios rotativos alemanes, parece que la inteligencia germana suministraba a Estados Unidos todas las comunicaciones que interceptaba fuera de Alemania y en las que aparecía alguno de esos «selectores» solicitados.

Entre estas búsquedas filtradas entre millones de llamadas telefónicas y correos electrónicos, entre otros, algunos medios han alertado de que también había comunicaciones de gobiernos aliados de Alemania, como Francia y Austria, y empresas europeas, como Airbus.

La secretaria general del SPD, Yasmin Fahimi, ha asegurado en unas declaraciones avanzadas hoy por el diario «Tagesspiegel» que Alemania no debe convertirse en «vasallo» de Estados Unidos y suministrar la lista íntegra al Bundestag (cámara baja alemana) sin esperar, como está haciendo la Cancillería, al permiso de Washington.

El Gobierno alemán, por su parte, alega que el acuerdo bilateral en la materia exige una autorización por escrito para revelar la documentación relacionada con los servicios secretos.

El semanario «Der Spiegel» publicó este fin de semana que el presidente del SPD, Sigmar Gabriel, ministro de Economía y vicecanciller con Merkel, está también a favor de que se entregue la lista completa al Bundestag.

El jefe del grupo parlamentario socialdemócrata, Thomas Oppermann, también está a favor de la divulgación de los «selectores» porque considera «importante poder valorar si se han producido intentos de espionaje inadmisibles», como señaló hoy al «Rheinische Post».

No obstante, no hay unanimidad dentro del SPD, ya que el titular alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, no considera positivo dar este paso.

Steinmeier fue ministro de Cancillería -y por tanto responsable de los servicios secretos- bajo el Gobierno del socialdemócrata Gerhard Schröder.

COMPARTE ESTE ARTICULO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.